Para que el plástico de una mascarilla transparente no se empañe sólo hace falta una gotita de jabón tipo Fairy o similar

Añade una gotita sobre la parte interna del plástico de la mascarilla, con la ayuda de un trapito, gamuza o similar esparce frotando por todo el plástico, suavemente y que el plástico adquiera esa película de jabón, cuando lo haya absorbido bien puedes ya colocarte la mascarilla sin que esta se empañe, repetir este proceso cada 1,5/2 horas, cuando veas que los efectos del jabón pierdan su efecto.

Están a disposición en la web mini botellitas de mano-bolso para que puedas rellenarlas de jabón y llevarlas cómodamente  para aplicar en tú mascarilla.